¿En qué consiste el tratamiento de la ortodoncia?

Una vez identificados los problemas, el tratamiento consiste en ir moviendo los dientes y huesos afectados de forma suave, continua y controlada, lo que requiere de una gran habilidad clínica profesional. Para conseguirlo, se utilizan una variedad de aparatos correctores, capaces de producir tales movimientos, que no deben ocasionar dolores o molestias, permitiendo al paciente comer y hablar sin dificultades.

¿Son todos los tratamientos de ortodoncia iguales?

Existen varias modalidades de tratamiento, según el problema a corregir y la edad del paciente.

  1. El tratamiento Preventivo persigue la eliminación de los hábitos deformantes infantiles, generalmente en la dentición temporal (de 3 a 6 años).
  2. . El tratamiento Interceptivo está orientado a facilitar la salida normal de los dientes definitivos y mejorar el tamaño y posición de los huesos maxilares, generalmente cuando se inicia el recambio de los dientes de leche por los definitivos (de 7 a 11 años).
  3. El tratamiento Correctivo es el indicado cuando ya han salido todos los dientes definitivo (de 12 a 15 años).
  4. El tratamiento Rehabilitador es el que se tiene que realizar en los pacientes adultos, cuando ya han salido las muelas del juicio (a partir de los 18 años).
  • Invisalign
  • Ortodoncia lingual. Sistema Incognito.
  • Cirugía y ortodoncia (Ortognática).
  • Tratamientos multidisciplinarios.
  • Erosión y desgaste dental.
  • Apnea obstructiva dels sueño.
  • Estabilidad y retención.
  • Muelas del juicio.

¿Se puede garantizar el éxito del tratamiento?

Igual que el médico no puede garantizar de antemano la curación definitiva de una enfermedad, lo mismo sucede en ortodoncia. Sin embargo, con un diagnóstico y tratamiento adecuados, se puede hacer un pronóstico razonable del resultado final.

Sin embargo, hay que advertir que una vez retirados los aparatos siempre existe una tendencia natural a la recidiva a las posiciones originales de los dientes y huesos. Para evitar este riesgo, el paciente ha de continuar usando unos sencillos aparatos, denominados retenedores, por un periodo de tiempo que puede alargarse hasta la salida de las muelas de juicio.

Doctor Vicente Hernández